Viernes 9 - Resumen de Actividad

 


UNIóN SIN CONFUSIóN.

La presente ponencia quiere meditar a la luz del pensamiento expresado por Dionisio Aeropagita. "UNION SIN CONFUSIóN", sobre nuestra presencia al mundo desde la UNIDAD EN LA DIVERSIDAD. Creciendo desde nuestras raíces, para integrarnos al Nuevo Orden Universal, cultivando el espíritu de pobreza. Pobreza en espíritu y en verdad, eliminando todo deseo desmesurado de posesión y dominio, para elegir "ver las cosas como son", dando al "otro" lo que corresponde y siendo "solidario"con él. Para ello, nuestra misión: formar al hombre de cultura, como aquel lugar que debe abarcar la cotidianidad de la vida, y la esfera de los hombres que la hacen. El cultivo esencial: LA SOLIDARIDAD que valore a las personas y sus capacidades, que se promueva la participación y se incremente, como lo señalaba Su Santidad Juan Pablo II este valor capaz de hacer posible "LA CIVILIZACIóN DEL MOR"
Descargar trabajo en formato PDF (47 KB)

María del Carmen Fernández

Profesora en Filosofía y Pedagogía.
Egresada del Instituto Superior del Profesorado Joaquín V. González en 1969.
Dedicada al estudio especulativo en ANTROPLOGIA FILOSOFICA desde 1970.
Participante y disertante en la SEMANA TOMISTA 2003-2004.
Docente de los Institutos de Formación Docentes:
Pedro Goyena
Pbro. Dr. Antonio María Sáenz.
Profesora de Derechos Humanos y Filosofía - Instituto Inmaculada Concepción.
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 


LA GLOBALIZACIóN: ¿DIMENSIóN DE LA EDUCACIóN HOY?

La globalización que en la práctica nació en la economía se extendió a la cultura y a la educación y se manifestó en la terminología económica asumida por estas ciencias. El hombre sujeto de la educación es estudiado por antropologías que no tienen en cuenta el ser y quehacer humanos, dejando de lado la naturaleza del hombre. No se llega a la verdad objetiva de lo dado, sino al consenso y al "constructivismo social". Esto influye en la educación en la cual tampoco se considera la libertad del hombre y la responsabilidad de su conciencia. Lo social, en razón de la relacionalidad del hombre, considera los grupos que se forman en su entorno, desde la familia a la sociedad global, pero no desatiende la idoneidad personal. Santo Tomás valora la persona y su irrepetible misión, pero considera de mayor valor la comunidad universal porque une más perfecciones. En su trascendencia a lo divino la persona humana fundamenta su dignidad. Su religiosidad abierta a lo sobrenatural, le permite conocer las dimensiones personales y sociales que al influir en la educación perfeccionan a la persona.
La Iglesia católica, universal por esencia, da a la dimensión global humana su fin y los elementos básicos para el perfeccionamiento del hombre y la comunidad. Toda política educativa contemporánea debería considerar como modelo al tiempo y espacio eclesiales.
Descargar trabajo en formato PDF (36 KB)

Lila B. Archideo
Directora del Centro de Investigaciones en Antropología Filosófica y Cultural -CIAFIC. Docente de Antropología Filosófica en el Master en Física y Matemática e Informática, Universidad de Verona-UCALP-CIAFIC. Miembro de la Academia de Ciencias y Artes de San Isidro. Miembro correspondiente de la Pontificia Academia de Filosofía Santo Tomás de Aquino.
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 


EL GOBIERNO GLOBAL SEGúN DANTE.

El presente trabajo presenta la idea de un gobierno mundial defendida por Dante Alighieri. Sus argumentos intentan defender, en primer lugar, la conveniencia de este tipo de gobierno para asegurar la paz entre los hombres y garantizar a la vez el ejercicio pleno de la libertad de los individuos. En segundo lugar, trata de defender la legitimidad del Imperio Romano, como la fiel concreción de dicho tipo de gobierno, sustentando que el Imperio Romano fue sancionada por la voluntad divina. Finalmente, trata pasa a defender la dependencia directa de Dios, y por tanto la autonomía respecto del gobierno del Romano Pontífice. No termina sin señalar, sin embargo, la subordinación del uno respecto del otro, atendiendo la finalidad de la existencia humana. En el presente trabajo, además, se hacen algunas observaciones que surgen de la comparación del gobierno mundial de Dante con las ideas políticas de Hegel. Se señalan finalmente las algunas diferencias radicales con las ideas políticas contractualistas modernas.
Descargar trabajo en formato PDF (41 KB)

Mirko Skarica Z.
Doctor en Filosofía por la Universidad de Navarra (España). Profesor Extraordinario de la Universidad Católica de Valparaíso (Chile). Profesor Titular de la Universidad de Santiago de Chile y profesor de la Universidad Gabriela Mistral (Chile).
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 


MUNDO GLOBAL Y SANTO TOMáS.

Ante el hecho social de la globalización, se ha investigado al mismo en los aspectos económico, político, cultural y ético, comparándolo con los principios de Santo Tomás de Aquino y la Doctrina Social de la Iglesia. El carácter neopagano, panteísta y materialista de este fenómeno transgrede la ley natural en todo lo atinente al orden social normal. El paradigma del Desarrollo Sustentable es el eje alrededor del cual gira todo este nuevo orden político, en base a él se justifican todas las políticas impuestas a las diversas naciones. Es un orden político del cual Dios está ausente de modo intencional, un intento soberbio del hombre que quiere forjar una sociedad mundial sin Dios. Frente a eso está el orden natural, elevado al plano de la Gracia, que en la vida social y en la historia tiene un nombre: la Cristiandad.
Descargar trabajo en formato PDF (51 KB)

Guillermo Alberto Romero
Es médico (UBA), especialista en Medicina Interna, Cardiología, Medicina Legal y Medicina Laboral. Actualmente se desempeña como cardiólogo de planta en el Hospital Gral. Agudos E. Tornú. Es magistrando del Magíster de Bioética de la Universidad Católica Argentina; Presidente del Comité de Bioética del Hospital Gral. Agudos E. Tornú; miembro titular del Consejo Académico de ética Biomédica de la Academia Nacional de Medicina, Miembro del Instituto de Bioética de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas, y miembro de la Comisión Directiva de la Sociedad Tomista Argentina. Ha dictado cursos de Bioética y participado como conferencista en diversos eventos ligados a la filosofía y a la ética biomédica, y como expositor en el Jubileo para Profesores Católicos Universitarios en el 2000 y las Semanas Tomistas Argentinas desde 1996 hasta la fecha. Ha publicado artículos y es coautor del libro del Cincuentenario de la S. Tomista Argentina y del Libro de Homenaje a Mons. Octavio Derisi de la S. Tomista Argentina.

 


UNIVERSALIDAD, GOBERNABILIDAD Y LIBERTAD.

El ensayo propone la idea de "universalización" del fenómeno humano como dato sustantivo del signo de los tiempos presentes. Concepto que por referir a una "totalidad plural de objetos" refleja, de modo más acabado que globalización, las tendencias de internacionalización e interdependencia entre naciones que caracterizan a la época. Se apoya en paralelismos y semejanzas observables entre situaciones actuales y sucesos ocurridos a partir del siglo XIII. La interacción e integración entre ciudades y regiones del medioevo europeo plantea similitudes temáticas con situaciones y desafíos que afronta la sociedad mundial del tercer milenio cristiano: los criterios para ordenar el espacio territorial ampliado, la gobernabilidad de los procesos de socialización emergentes en el marco de las nuevas condiciones; la organización y normativas para regularlos; la dimensión y preservación de la libertad. Los criterios y orientaciones sugeridos en las reflexiones del pasado permiten delinear una agenda de ejes temáticos para abordar este nuevo estadio en el proceso del devenir humano.
Descargar trabajo en formato PDF (40 KB)

Alberto Rubio
Doctor en Economía (UCA, 1984); Director de Extensión Universitaria y Servicios a la Sociedad (desde 2004); Profesor Titular de la Cátedra "Pensamiento Económico Contemporáneo" (UCA, desde 2000) y de "Relaciones Económicas Internacionales" (Facultad de Estudios para Graduados; UB, desde 2004); Investigador Jefe del Departamento de Investigación Institucional, Instituto para la Integración del Saber (UCA, 2001 a 2003); Consultor Experto del BID (desde 1996); Consultor del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (1993/95); Profesor Titular de Problemas de Interdependencia Económica Internacional (Escuela de PostGrado en Marketing Internacional, Convenio Universidad Nacional de la Plata - Universidad de Roettlingen, 1995/2000).


ECOLOGíA: EL NUEVO DIOS VERDE.

En sus orígenes, la globalización se ha manifestado desde una perspectiva económica y financiera de un nuevo orden mundial, fuera del marco político de los estados nacionales e investida de cierta apoliticidad. Sin embargo, en su misma retórica ha presionado el final de la política al auspiciar una salida de lo político del marco categorial del Estado nacional. Ahora bien, en esta cultura global, la ecología ha resultado un recurso muy eficaz, haciéndose cargo y delineando una cosmovisión naturista e infrahumana de la sociedad y de la realidad en su conjunto. En Tomás de Aquino, aunque sin usar el término y el concepto como tal, encontramos más que un tratado de ecología, y desde todas sus perspectivas: cosmológica, antropológica, ética y teológica. Es una verdadera teoría ecológica casi explícita en torno a su tratado de la creación y de la providencia divinas. Se confronta la ecología tomasiana con el fundamentalismo ecológico, concluyendo con una propuesta de la teología dinamicista que, si bien intenta rescatar el "verdor del Cristianismo" no puede evitar el panteísmo y una desacralización de la naturaleza. En este marco contemporáneo, pareciera que Dios ha muerto y que la tierra pasa a ser la medida de todas las cosas. Surge, entonces, el nuevo dios verde.
Descargar trabajo en formato PDF (52 KB)

María Celestina Donadío Maggi de Gandolfi
Es Doctora en Filosofía, Profesora Titular Ordinaria de Filosofía en la UCA (Facultad de Filosofía y Letras e Instituto de Bioética) e Investigadora Principal del CONICET. Se ha dedicado a la filosofía práctica, particularmente a la ética, a la filosofía socio-política y a la bioética. Ha desarrollado una extensa carrera docente desde 1968 hasta la actualidad en va-rias Universidades. Es Socia Ordinaria de la Accademia Pontificia Romana di San Tommaso d'Aquino; Miembro fundador del Consejo Académico de ética en Medicina de la Academia Nacional de Medicina y Miembro de Número de la Universidad Libre Internacional de las Américas (ULIA). Es autora de Amor y bien. Los problemas del amor. En Santo Tomás de Aquino, fruto de su tesis doctoral, de la traducción del Comentario al 'Libro del Alma' de Aristóteles de Tomás de Aquino y de Biodiversidad y Biotecnología - Reflexiones en bioéti-ca. Tiene alrededor de ciento cincuenta publicaciones, en América y Europa, distribuidas en volúmenes colectivos, artículos en revistas especializadas y colaboraciones a congresos. Es miembro de varias sociedades científicas. Se destaca que es Secretaria de la Sociedad Tomis-ta Argentina (desde 1985), Secretaria de la Comisión Arquidiocesana de la Mujer (desde 1994) y Secretaria del Instituto de Bioética de la Academia Nacional de Ciencias Morales y Políticas (desde 2003). Es viuda y madre de seis hijos.
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.