Martes 6 - Resumen de Actividad

 


CRISTO Y LA GLOBALIZACIóN CONTEMPORáNEA

Cristo Rey, la Iglesia y los cristianos tienen su propia universalidad en el mundo. La llamada globalización contemporánea, que tiende, inclusive, a la constitución de un Estado mundial, debe ser considerada críticamente. En tanto favorezca la gloria de Dios y la salvación de los hombres puede ser asumida; pero si las perjudica debe ser rechazada. No debe descartarse una gran ruptura con la globalización contemporánea, en cuanto al final de los tiempos, se dará un gran triunfo del Anticristo. Hay que seguir adelante, con Cristo Rey, la caridad, la amistad humana, la prudencia política y las otras virtudes. Hace falta un mayor protagonismo de los laicos cristianos.
Descargar trabajo en formato PDF (45 KB)

P. Fr. Marcos Rodolfo González O.P.

Nacido en S. Miguel de Tucumán, Argentina, el 29 de agosto de 1938. Licenciado y Lector en Teología por la Pontificia Universidad de Santo Tomás de Aquino de Roma. Tesis Lectoral: De existentia aliquarum relationum in Deo (Commentarius in Summa Theologiae S. Thomae Aquinatis I, 28, 1). Profesor de Teología en el Centro de Estudios Institucionales de los Dominicos de Argentina (B. Aires). Profesor de Metafísica.

 


SANTO TOMáS DE AQUINO Y EL BIEN COMúN UNIVERSAL EN éPOCAS DE GLOBALIZACIóN

Hablar de Santo Tomás junto con el proceso de globalización puede parecer en un principio un desafío demasiado grande. Parece imposible juntar el siglo XIII con el siglo XXI. La sola intención de relacionar ambos extremos puede sonar a forzamiento. Pero ello es posible a poco que nos adentremos en el pensamiento del Aquinatense y lo consideremos desde la realidad actual. La globalización implica una mentalidad o la conciencia de vivir en un mundo, en un medio y en una circunstancia, en la que todos formamos parte de una unidad, en la que todo afecta a todos. Se suele decir que el fenómeno aparece con la Modernidad y que es un fenómeno eminentemente económico. Pero la globalización, no es un fenómeno en principio y fundamentalmente económico. Tiene en realidad connotaciones y dimensiones mucho más amplias. Por otra parte sostenemos desde hace años, que la globalización como fenómeno es encontrable al menos en el mundo grecorromano y el medieval, e incluso hay datos anteriores. El pensamiento de Santo To mas es de tipo sistemático, pues vincula todos los temas en una construcción ordenada. Su construcción intelectual puede considerarse como cósmica en el real y etimológico sentido del término (Cosmos = orden), tanto en el del espacio como en el de las ideas, pues abarca el conocimiento de todo el mundo y mas allá, de los distintos planos de la naturaleza y de las diversas jerarquías de los seres, integrándolos en una sola suma. El de Santo Tomás es un pensar global. La idea de lo universal hoy nos golpea mucho más que antes (la ecología, el clima, las armas de destrucción masiva, la pobreza extendida, la justicia internacional, viajes extraterrestres, etc.). Santo Tomás en su tiempo pensaba universalmente y su pensamiento hoy nos sigue iluminando.
Descargar trabajo en formato PDF (37 KB)

Andrés Fink
Nació en 1947. Abogado UBA (1974). Doctor en Derecho (Universidad Complutense de Madrid, 1981). Traductor Público Nacional UBA (1985). Estudios de postgrado en Madrid de Sociología Política, Relaciones Internacionales, Comercio Exterior. Curso intensivo de Estrategia (un año) en Escuela Superior de Guerra, Estado Mayor Conjunto de las FFAA, 1986, Buenos Aires. Docencia: Profesor Titular Ordinario en la UCA, con Dedicación Especial, de las siguientes materias: Interoducción a las Relaciones Internacionales; Historia de la Diplomacia y de las Relaciones Internacionales (Instituto de Cs. Pol. y RR II); Derecho Internacional Público (Fac. de Derecho). Profesor Regular Adjunto en la Facultad de Derecho de la UBA en la materia: Teoría del Estado.
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 


LA EDUCACIóN DE LA SUBJETIVIDAD

La educación de la subjetividad aparece como una cuestión esencial, original y primaria; a la vez, acontece históricamente como un itinerario de la naturaleza humana libre. En este momento de la historia de la humanidad en el que la globalización es el fenómeno cultural central que incide profundamente en lo esencial, en los ámbitos propios de la intimidad y de la trascendencia de la subjetividad, la educación de ésta es un privilegiado camino para que cada persona humana descubra la verdad sobre sí misma, sobre el mundo social y cultural y se comprometa -supuesto el amor- en orden a los valores de justicia, equidad y solidaridad que son debidos al hombre por su misma naturaleza. La educación de los hijos, de los ciudadanos, de los gobernantes, de las familias y de los hombres en cuanto hijos de Dios, es una experiencia clave en la que las diversas dimensiones de la libertad tienen su papel primordial para la formación de la personalidad. Centrando el concepto en el perfeccionamiento del ser humano, los padres son los principios naturales principales y próximos de la generación y de la actividad educativa. En la actual situación cultural se destacan las relaciones entre educación y libertad moral y social. El influjo sobrenatural mediante el cual Dios mueve a la subjetividad libre en el plano sobrenatural, ilumina, motiva y estimula para alcanzar la libertad de los hijos de Dios. Con palabras de S.S. Juan Pablo II sobre educación se destaca que los problemas educativos no afectan sólo a los conocimientos científicos, sino especialmente a la natural inclinación del hombre a saber, su racionalidad y su libertad.
Descargar trabajo en formato PDF (53 KB)

ángela F. G. de Bertolacci
Doctora en Filosofía, Universidad de Navarra, España. Licenciada y Profesora en Filosofía, UCA. Profesora Titular Ordinaria cátedra Antropología Filosófica, Facultad Filosofía y Letras, Facultad de Psicología y Ciencias de la Educación y Facultad Ciencias Sociales y Económicas, UCA. Profesora Titular Ordinaria cátedra Pedagogía, Profesorado Superior, Dpto. Ciencias de la Educación, UCA. Profesora con Dedicación Especial, Facultad Filosofía y Letras, UCA.
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 


LA NECESIDAD DE LA GRACIA EN EL áMBITO éTICO-POLíTICO

Santo Tomás de Aquino fue un discípulo de San Agustín, el gran Doctor de la gracia. La capacidad de la inteligencia no está tan herida después de la caída original como lo está de la voluntad. Según el Index Thomisticus, el Aquinate usa pocas veces la expresión "naturaleza caída", mientras que se refiere casi siempre, y muchas más veces, a la "corrupción de la naturaleza", o también -usando una analogía de origen médico-, a la "infección de la naturaleza". En el estado de integridad, la capacidad de la virtud operativa del hombre era suficiente para que con sus solas fuerzas naturales pudiese querer y hacer el bien proporcionado a su naturaleza. En el estado de corrupción, el hombre ya no está a la altura de lo que comporta su propia naturaleza, y por eso no puede con sus solas fuerzas naturales realizar todo el bien que le corresponde. La doctrina de Santo Tomás, que es la de San Agustín y la de la tradición en general, ha sido plenamente confirmada por el Magisterio como intérprete autorizado de la Sagrada Escritura, especialmente por los concilios de Trento y Vaticano II, quien la aplica especialmente al ámbito político.
Descargar trabajo en formato PDF (66 KB)

Ignacio Andereggen
Es Doctor en Filosofía y Doctor en Teología por la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma. Profesor en las Facultades de Filosofía y Teología de esta Universidad. Se recibió de Licenciado en Filosofía en la Universidad Católica Argentina con Medalla de Oro. Se desempeña como profesor titular de Metafísica y Teología en las Facultades de Filosofía y Letras y de Derecho de la UCA. Ex Investigador del CONICET. Miembro de la Pontifica Academia de Santo Tomás de Aquino y de Religión Católica. Publicó los libros: La metafísica de Santo Tomás en la Exposición sobre el De divinis nominibus de Dionisio Areopagita (1989), Introducción a la Teología de Tomás de Aquino (1992), Hegel y el Catolicismo (1995), La psicología ante la gracia (1997, 1999) (en colaboración, traducción italiana), Contemplación filosófica y Contemplación mística, desde las grandes autoridades del siglo XIII a Dionisio Cartujano (s.XV) (2002), Sacerdozio e pienezza di vita, teologia e spiritualità sacerdotale nel Concilio Vaticano II e in San Tommaso d'Aquino, Roma 2003, traducción española, Sacerdocio y plenitud de vida… Buenos Aires 2004, premiada por la Exposición del libro católico 2005.

 


GLOBALIDAD Y CATOLICIDAD.

Si bien parece algo del todo reciente, la globalización no es en la historia del mundo un fenómeno inédito, configurando una modalidad secular de la dinámica catolicidad y del esperado bien común de la humanidad entera, al concretar, en el mejor de los casos, una auténtica tendencia socio-política universal, que podemos denominar globalidad, la cual radica en lo profundo de las tendencias perfectivas personales, que sólo pueden hallar condiciones de plenitud en el todo social general estatal y, aún, supraestatal, y que se hace y transmite en histórica progresión, sirviendo de causa material a la catolicidad, insuflada por el permanente ingreso de Dios en la humana temporalidad. Así, el Bien común trascendente comienza a ser participado ya desde la Ciudad terrena, si bien la compenetración de la Ciudad terrestre con la Ciudad celeste sólo es perceptible por la fe, pues se trata del misterio permanente de la historia humana, que, hasta el día de la plena revelación de la gloria de los hijos de Dios, seguirá perturbada por el pecado, en tanto acceda y domine en los poderes terrenos, de suerte que, entre tanto, la trabajosa misión de la Iglesia es llevar urbes et orbis el mensaje evangélico de paz.
Descargar trabajo en formato PDF (67 KB)

Alejandro E. Bentivegna Saenz
Argentino nativo y ciudadano italiano; casado, con tres hijas; ex alumno salesiano (Ntra. Sra. de la Guardia -Bernal-); Abogado (UMSA); Relator (CNAT, PJN); Lic.en Filosofía (UCA); doctorando en Cs. Jurídicas (UCA).
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

 


NO MATARáS AL INOCENTE.

Nos interesa señalar la incoherencia de algunos organismos internacionales (públicos o privados) que por un lado se oponen a la pena de muerte y buscan su abolición definitiva y a la vez no ahorran esfuerzos por lograr el reconocimiento legal del aborto de manera progresiva. En orden a mostrar dicha incoherencia, desarrollamos la cuestión de la diferencia moral entre la pena de muerte y el aborto procurado. La diferencia moral entre la pena de muerte y el aborto procurado es la que existe entre una acción mala en sí misma y otra que puede ser buena o mala según la intención del agente y las circunstancias. el aborto procurado es la eliminación deliberada y directa, como quiera que se realice, de un ser humano en la fase inicial de su existencia, que va de la concepción al nacimiento. La pena de muerte, por ser una pena, tiene como fin propio y esencial la expiación por el delito cometido. Será justa cuando haya proporción con el delito cometido y sea dictada por autoridad competente. La pena de muerte no es una acción mala en sí misma. Afirmando la malicia intrínseca del aborto procurado con independencia del fin del agente y justicia de la pena de muerte teniendo presente el motivo de la autoridad pública y la ineficacia de otros medios menos extremos, estamos convencidos que con coherencia contrarrestamos el avance de la cultura de la muerte y contribuimos al triunfo de la cultura de la vida.
Descargar trabajo en formato PDF (53 KB)

A. Germán Masserdotti
Nació el 5 de enero de 1975. Licenciado en Filosofía por el Colegio Máximo "San José" (San Miguel - Provincia de Buenos Aires). Miembro de la Sociedad Tomista Argentina (STA). Profesor adjunto de Teología en la Facultad de Ciencias Económicas y de Derecho de la UCALP (Delegación San Martín).
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.


GLOBALIZACIóN Y PLANETARIZACION.

En los debates filosóficos actuales, particularmente en los últimos congresos en los que me ha tocado participar, he escuchado con frecuencia que la filosofía tiene un aspecto transformador, y por ello enseñar filosofía implica una relación con el pensamiento que esperamos sea transformadora. Me preocupa sin embargo que esta transformación se proponga operarla desde la vaguedad y la incertidumbre como base epistemológica de un quehacer científico. Se afirma el caos por oposición al orden, se afirma que las sendas absolutas y los fundamentos no existen, por ello, toda educación con el más mínimo tinte metafísico es tachada de fundamentalismo, de ficción o de mito fundamentalista.
Hoy se habla de epistemologías abiertas, basadas en el caos, como la respuesta adecuada a la cultura globalizada en la que nos encontramos inmersos. Nada más lejos del orden como aspiración del saber filosófico del cual nos hablaba Tomás.
Descargar trabajo en formato PDF (43 KB)

Miriam Dolly Arancibia de Calmels
Fecha de Nacimiento: 22 de Agosto de 1960. Lugar de Nacimiento: Resistencia- Chaco. Estado Civil: Casada.
- Doctora en Filosofía. Otorgado por la Pontificia Universidad Santo Tomás de Aquino. Roma. Italia. - Licenciada en Filosofía. Otorgado por Universidad Nacional de San Juan. - Profesora de Enseñanza Media y Superior en Filosofía y Pedagogía. Otorgado por Universidad Nacional de San Juan. - Doctoranda en Educación. Universidad Nacional de Cuyo. Mendoza. - Miembro de la Sociedad Hispánica de Antropología Filosófica. SHAF. Bienio 2002-2004
Desempeño actual: Secretaria de Investigación y Vinculación Tecnológica, Universidad Católica de Cuyo. Profesora Titular Efectiva de Antropología, Facultad de Filosofía y Humanidades, Universidad Católica de Cuyo. Profesora Titular Efectiva (por concurso) en cátedras de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de San Juan. Cátedra de Gestión de Crisis Humanas, UNESCO, PROGRAMA UNITWIN, Coordinadora Responsable de la Cátedra. Desde 1/3/98.
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.